Javier Ibáñez preparado para dar el salto a profesionales de la mano de Caja Rural-Seguros RGA

El Caja Rural-Seguros RGA sigue apostando por la cantera como principal vía con la que reforzar su plantilla ProTeam. Así, el prometedor Javier Ibáñez (2001) se convierte en el primer refuerzo del cuadro verde de cara a la próxima temporada. Procede de Filial Caja Rural-Alea, del que ha formado parte los tres últimos años, y pasa a engrosar una larga lista de 132 ciclistas que han crecido dentro de nuestro equipo de formación y desarrollo antes de debutar como profesionales.

Se trata de un prototipo de corredor poco habitual en el pelotón español. Alto, casi 1,90, con predilección por las pruebas de un día y las clásicas, sobre todo aquellas que añaden dureza o condiciones como la lluvia o el frío. Aunque hasta el momento no ha conseguido alzar los brazos esta campaña, su regularidad en una amplia variedad de terrenos le ha valido para imponerse en la general de la Copa de España élite, donde fue capaz de sumar seis top 10 y dos segundos puestos en el Circuito del Guadiana y Torredonjimeno.

Su buena punta de velocidad, su adaptación a perfiles duros y de media montaña y sobre todo su combatividad y valentía le convierten en un ciclista merecedor de esta oportunidad. Antes, Javier Ibáñez tratará de cerrar de la mejor forma posible su etapa en el pelotón élite y sub 23 con Filial Caja Rural-Alea.

Entrevista con Javier Ibáñez

1- ¿Qué supone para ti este salto? 

Lo significa todo. Es el sueño de aquel niño que cuando sus padres le regalaron una bici de madera cuando apenas andaba, viendo a su padre en las mejores carrera del mundo, ya sabía que quería ser ciclista profesional. Después de mucho trabajo, sacrificio, de buenos y bastantes malos momentos y años persiguiéndolo, gracias a Caja Rural-Seguros RGA, ese niño va a cumplir el sueño de su vida. 

Todo esto no podría ser realidad sin mis padres, que lo han dado todo por mí para que ese sueño se cumpla, mis tres hermanos, mi tío David Ibáñez por ser mi apoyo en los malos momentos y mi director Aritz Bagües, que me ha enseñado la profesión, ha confiado en mí y se ha convertido en un gran apoyo durante estos dos últimos años.  

2- ¿Qué balance haces de lo que llevas de temporada?

Estoy muy contento por la regularidad que estoy mostrando. A principio de año no me marcaba ningún objetivo claro, sólo tenía en mente conseguir una victoria individual. Eso no ha llegado todavía, pero me he sorprendido a mí mismo siendo capaz de ser tan regular. Eso me ha llevado a ganar la general de la Copa de España y a acabar muchas veces tan cerca de esa victoria soñada. Por ello estoy muy contento. 

3- ¿Cómo te describirías como ciclista para aquellos que no te conocen?

A Javier Ibáñez no creo que se le conozca por las victorias en su palmarés, pero sí por ser un tipo de ciclista luchador, que trata de dejarse ver y al que le gustan ese tipo de carreras épicas. Me considero un corredor todoterreno, pero más enfocado a clásicas con adoquín, muros, lluvia, frió, viento… ahí es donde saco todo mi potencial. Soy un ciclista poco habitual respecto a lo que suele verse en España y me gustaría seguir formándome como clasicómano.

4- ¿Qué papel ha jugado el filial en estos años para ti? ¿Que importancia le das para poder llegar a profesional? 

Filial Caja Rural-Alea ha sido mi casa durante estos últimos 3 años, y digo casa porque así lo he sentido. Me llevo grandes amigos, muchas vivencias y aventuras, he aprendido a ser ciclista y he tenido la oportunidad de correr carreras de mucho nivel. Para mí es el mejor equipo amateur de España, su historia lo dice todo y eso te da muchas oportunidades para crecer y llegar a ser ciclista profesional. Me considero un privilegiado por formar parte de este equipo y dar el salto a profesionales con ellos. Es el sueño de cualquier ciclista del filial. 

5- ¿Qué metas te marcas para lo que queda de temporada y para tu próximo año?

Me gustaría firmar un final de año bonito. Buscar esa victoria soñada y si no es posible ayudar al equipo para firmar la mejor temporada posible. Disfrutar de la bici y seguir progresando. Sobre el año que viene, será un gran cambio en todos los aspectos. Quiero aprender todo lo que pueda del oficio, seguir creciendo como ciclista, sacar todo mi potencial y aprender de mi equipo y mis compañeros. En definitiva, disfrutar y darlo todo como siempre. 



También te puede interesar