3T saca el nuevo cuadro Racemax XXX made in Italy

Casi la totalidad de los cuadros de carbono de las bicicletas se fabrican en Asia para la mayoría de las marcas del mundo, incluidos los de alta gama. El proceso de fabricado de estos cuadros es prácticamente artesanal, basado en carbono con Epoxi preimpregnado. Este proceso implica una gran cantidad de mano de obra, que lo hace inviable de producir en los países europeos de forma competitiva.

Desde hace tiempo, y  aún más ahora, debido a la incertidumbre de los mercados en general y en particular de los  asiáticos, las principales marcas de bicicletas europeas buscan fórmulas para la fabricación de sus productos en sus propias sedes. El tratamiento y producción de cuadros y componentes de carbono es algo que está dentro de sus principales prioridades.

3T lleva mucho tiempo tras la fórmula mágica para, no solo diseñar, sino fabricar todos los elementos de carbono que conforman una bicicleta actual en sus instalaciones de Italia. Así que, en 2014 con una revolucionaria idea de diseño para la construcción en carbono de los cuadros de bicicleta que tuvo David Mateu, propietario de las tiendas de bicicletas Velodrom con sede en Barcelona y Girona, se comenzó a trabajar en ello. Esta idea se trasladó a la Universidad de Sevilla, de ahí a Alemania y finalmente su desarrollo y madurez a Italia.

Una buena muestra de todo ello, es la presentación de su nuevo y revolucionario cuadro de fibra de carbono Racemax XXX.

Tecnología de fabricación propia

Una vez examinadas todas las posibles tecnologías asociadas a la fabricación del carbono en el sector de la bicicleta, 3T tuvo la iniciativa para poder producir en Italia de forma competitiva y además mejorar el producto de:

  • Sustituir el tradicional laminado manual, por una revolucionaria tecnología de bobinado de filamentos que, mejora la consistencia del carbono y elimina gran parte de la mano de obra necesaria para este proceso. Para ello, han tenido que construir una máquina específica que enrolla las fibras del carbono a cero grados, lo que mejora sobremanera la rigidez estructural del producto terminado.

  • Y por otro lado, el moldeo por transferencia de resina (RTM). La inyección de resina y fibra seca, en lugar del carbono preimpregnado con Epoxi, automatiza el proceso y reduce notablemente la mano de obra, principal escollo para competir con los fabricantes asiáticos. Pero además, este proceso genera un vacío en el molde interior con temperaturas más bajas de las habituales, y como resultado, un acabado superficial infinitamente mejor que el realizado a mano.

El secreto está en la “X”

La tecnología exclusiva de 3T del bobinado de filamentos combinada con el moldeo por transferencia de resinas RTM , consiguen un trenzado de las fibras de carbono en forma de “X”, que confiere a la estructura del nuevo cuadro Racemax XXX de una rigidez difícilmente superable, logrando una excelente relación peso-rigidez combinada con flexibilidad en las áreas donde se necesita más comodidad.

El objetivo de 3T no era solo construir un producto hermoso para la vista, sino también mejorar el cuadro de carbono Standard Made in Italy.  Combinando “artesanía y máquinaria” este proceso de producción de pura ingeniería creado en su sede en Presezzo (Italia), también agrega un toque humano.

Enrique Romero Pineda , Jefe de Producción de 3T comenta: “El patrón exclusivo formado por nuestra tecnología patentada de bobinado de fibra de carbono crea pequeñas X en todo el marco que solo se cubrirán con una fina capa de capa transparente para proteger las fibras, sin ocultar nada”.

Sostenibilidad

Al realizar todo el proceso de fabricación en Italia, debe cumplir con la más estricta normativa y reglamentos ambientales de la UE.

El proceso de bobinado se aplica solo sobre el material de carbono introducido en la máquina. No se realiza ningún tipo de recorte y por tanto no se desperdicia nada del material empleado.

La utilización de fibras secas no necesitan almacenarse en espacios refrigerados y por tanto no consumen energía mientras están pendientes de los procesos de fabricación. Además no tienen fecha de caducidad.

El nuevo proceso RTM requiere temperaturas más bajas y por tanto menos consumo de energía y no libera humos tóxicos.

El proceso de fabricación en proximidad supone contribuir a la disminución de emisiones de CO2 producidas en el transporte.

 

Los cuadros Racemax Italia XXX de 3T ya están disponibles en las tiendas especializadas de la marca  y también online en la página de Racemax Italia y se fabricarán únicamente bajo pedido. Su precio de referencia será de 4.999,00 €.



También te puede interesar