Tras sus grandes resultados de la pasada semana el Movistar Team regresa a la actividad competitiva este domingo:

En los Países Bajos, Alejandro Valverde capitaneará a la escuadra telefónica en la 53ª edición de la Amstel Gold Race (262 km, 35 pequeñas cotas en Limburgo), acompañado por un potente bloque -bajo la coordinación técnica de José Luis Arrieta- que incluye a Mikel LandaAndrey AmadorImanol ErvitiJosé Joaquín RojasCarlos Betancur y Winner Anacona.

Alejandro Valverde buscará a partir de la Amstel Gold Race rematar un inicio de temporada 2018 de ensueño, saliendo a por la victoria en la única prueba del tríptico de cotas que se le sigue resistiendo año tras año. Tres podios acumula la leyenda de Murcia en una ‘Clásica de la Cerveza’ cuya principal modificación llegará al final: ya se había dispuesto en 2017 que el Cauberg no fuese la última ascensión del día (en las chicas se mantiene el circuito clásico), pero además este año la parte final será aún más estrecha y enrevesada, intentando –argumenta la organización– que el control del pelotón de cara al sprint final sea más dificultoso.

La Amstel continua en cualquier caso siendo durísima como siempre: 35 pequeñas ascensiones y 262 km entre Maastricht y las afueras de Valkenburg, una de las grandes capitales ciclistas del Viejo Continente. Se pasará muy pronto por la zona de meta -el primer Cauberg estará en el km 52,5- y se regresará a unos 85 km del final para iniciar las cotas más duras, como el Loorberg (-54 km), Eyserbosweg (-37 km) y, sobre todo, el Keutenberg (-28 km), con sus rampas cercanas al 20%.

El último Cauberg llegará a 18 km de meta; desde ahí, se superarán el Geulhemmerberg (-13 km) y el Bemelerberg (-7 km) antes de iniciar la ratonera final hasta la meta de Berg en Terblijt, llana y asentada como cierre de la prueba desde que se utilizó en el Mundial de fondo de 2012.

fuente y foto: movistarteam.com

También te puede interesar